El delito de agresión sexual

Agresión sexual

La agresión sexual es un delito contra la libertad e indemnidad sexuales que consiste en atentar contra la libertad sexual de la víctima con violencia o intimidación.

¿Qué es el delito de agresión sexual?

El delito de agresión sexual aparece recogido en los artículos 178 a 180 del Código Penal. El tipo básico del delito de agresión sexual castiga aquellos comportamientos que, mediando violencia o intimidación en su ejecución y sin que exista consentimiento previo de la víctima, atentan contra la libertad sexual de esta sin que se produzca acceso carnal o introducción de miembros corporales u otross objetos por vía vaginal, anal o bucal.

El que atentare contra la libertad sexual de otra persona, utilizando violencia o intimidación, será castigado como responsable de agresión sexual con la pena de prisión de uno a cinco años.

Artículo 178 del Código Penal

Los bienes jurídicos protegidos son la libertad sexual de las personas (la libre determinación de un sujeto para consentir o no contacto físico de carácter sexual) y la indemnidad sexual de los menores o incapaces, puesto que no han alcanzado la madurez sexual. Se trata de un delito doloso y de actividad, pudiendo ser castigado en grado de tentativa.

Para que se cometa una agresión sexual tiene que existir un contacto de contenido sexual en el que se involucren las zonas erógenas y los órganos genitales de la víctima. Para valorar estos actos, la jurisprudencia tiene en cuenta el ánimo libidinoso del autor, la entidad de la actuación y los usos y costumbres sociales.

Asimismo, la violencia o la intimidación deben de estar relacionadas con el acto perseguido por el agresor. La violencia ha de ser física y suficiente para obtener la finalidad buscada, mientras que la intimidación consiste en amenazar de obra o de palabra a la víctima, y ha de ser lo suficientemente creíble para realizar un acto sexual que, de otro modo, la víctima no hubiera tolerado.

El tipo agravado del delito de agresión sexual

El artículo 179 del Código Penal recoge el tipo agravado del delito de agresión sexual, la violación. La agresión sexual agravada se produce cuando existe un acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal o se introducen miembros corporales u objetos por vía vaginal o anal, sin consentimiento de la víctima y mediando violencia o intimidación.

Cuando la agresión sexual consista en acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, o introducción de miembros corporales u objetos por alguna de las dos primeras vías, el responsable será castigado como reo de violación con la pena de prisión de seis a 12 años.

Artículo 179 del Código Penal

El tipo básico está penado con pena de prisión de uno a cinco años. En la violación esta pena aumenta de seis a doce años, puesto que el hecho ilícito es muy más grave por atentar salvajemente contra la libertad o indemnidad sexual.

Por otro lado, existen ciertas circunstancias que pueden incrementar la pena. Se recogen en el artículo 180 y son las siguientes:

  • Cuando la violencia o la intimidación tenga un carácter especialmente degradante o vejatorio.
  • Cuando el delito se comete por la actuación conjunta de dos o más personas.
  • Si la víctima es especialmente vulnerable, ya sea por razón de edad, enfermedad, discapacidad o situación, salvo lo dispuesto en el artículo 183.
  • Cuando el autor se haya prevalido de una relación de superioridad o parentesco, por ser ascendiente, descendiente o hermano, por naturaleza o adopción, o afines, con la víctima para cometer el delito.
  • Cuando el autor utilice armas u otros medios igualmente peligrosos, susceptibles de producir la muerte o alguna de las lesiones previstas en los artículos 149 y 150 del Código Penal, sin perjuicio de la pena que pudiera corresponder por la muerte o lesiones causadas.

Además, si concurren dos o más de estas circunstancias, las penas previstas en el artículo 180 se impondrán en su mitad superior.

1. Las anteriores conductas serán castigadas con las penas de prisión de cinco a diez años para las agresiones del artículo 178, y de doce a quince años para las del artículo 179, cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:

1.ª Cuando la violencia o intimidación ejercidas revistan un carácter particularmente degradante o vejatorio.

2. ª Cuando los hechos se cometan por la actuación conjunta de dos o más personas.

3. ª Cuando la víctima sea especialmente vulnerable, por razón de su edad, enfermedad, discapacidad o situación, salvo lo dispuesto en el artículo 183.

4. ª Cuando, para la ejecución del delito, el responsable se haya prevalido de una relación de superioridad o parentesco, por ser ascendiente, descendiente o hermano, por naturaleza o adopción, o afines, con la víctima.

5. ª Cuando el autor haga uso de armas u otros medios igualmente peligrosos, susceptibles de producir la muerte o alguna de las lesiones previstas en los artículos 149 y 150 de este Código, sin perjuicio de la pena que pudiera corresponder por la muerte o lesiones causadas.

2. Si concurrieren dos o más de las anteriores circunstancias, las penas previstas en este artículo se impondrán en su mitad superior.

Artículo 180 del Código Penal

¿Qué pasa si la víctima de la agresión sexual es un menor de 16 años?

La reforma del Código Penal de 2010 introdujo un apartado especial para los agresiones y abusos sexuales a menores de 16 años, el Capítulo II bis del Título VIII. De esta forma, en los artículos 183 a 183 quater se recogen penas más severas para aquellos que agredan sexualmente a un menor.

¿En qué se diferencia la agresión sexual del abuso sexual?

Aunque la agresión sexual y el abuso sexual son dos delitos que se cometen por la realización de actos sexuales en contra de la voluntad de la víctima, castigan hechos punibles diferentes.

La agresión sexual requiere que los actos se realicen mediando violencia o intimidación sobre la víctima. Por el contrario, el abuso sexual se comete sin violencia o intimidación. Por lo tanto, la agresión sexual es un delito de mayor gravedad que el abuso sexual.

Concertar cita
Puede llamarme al 96 344 02 09 o dejarme su nombre y teléfono para que me ponga en contacto con usted.

Al contactarme acepta que trate sus datos según las Condiciones de Uso y Privacidad. Más informaciónLos datos son recogidos para responder su consulta, siendo la base legal el interés legítimo en atender y responder a los usuarios. No compartiré sus datos con terceros, salvo obligación legal. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según las Condiciones de Uso y Privacidad.

¿Dónde encontrarme?
C/ Conde de Altea 20, 5º, Puerta 12 46005 Valencia, Comunidad Valenciana 96 344 02 09 gersonvidal@icav.es