Dolo y culpa, ¿en qué se diferencian?

Dolo y culpa

El Código Penal tiene en cuenta una serie de elementos para establecer la graduación de las penas. Dos de los más comunes son el dolo y la culpa. Aunque podrían llegar a confundirse por sus similitudes, en realidad se trata de conceptos diferentes con distinto significado.

Veamos qué es el dolo, qué es la culpa y en qué se diferencian.

Puedo ayudarle

Soy abogado penalista en Valencia. Si necesita abogado con amplia experiencia en Derecho Penal, contacte conmigo e infórmese sin compromiso.

Contacte conmigo

¿Qué es el dolo en Derecho Penal?

El artículo 5 del Código Penal establece que no hay pena sin dolo o imprudencia. ¿Pero qué es el dolo?

Aunque no existe una definición legal de dolo, la RAE define el dolo como la "voluntad deliberada de cometer un delito a sabiendas de su ilicitud", así como la "voluntad maliciosa de engañar a alguien o de incumplir una obligación contraída".

No hay pena sin dolo o imprudencia.

Artículo 5 del Código Penal

Es decir, el dolo es la voluntad y la conciencia de un sujeto para realizar una acción que provoque un perjuicio a otra persona. Cuando el autor del hecho punible actúa con dolo, quiere cometer ese delito a sabiendas del daño que va a causar.

Existen tres tipos de dolo:

  • Dolo directo de primer grado. El autor realiza una acción que provoca un daño de manera voluntaria y consciente. El resultado es el fin que perseguía el autor del hecho punible.
  • Dolo directo de segundo grado. El resultado de la acción delictiva no es el fin que perseguía el autor, pero sabe que se va a producir, ya que es necesaria para conseguir el objetivo planeado.
  • Dolo eventual. Este tipo de dolo se produce cuando el autor sabe que se puede producir un daño como consecuencia de la acción que va a realizar.

¿Qué es la culpa en Derecho Penal?

En el ámbito legal, la RAE define la culpa como la omisión de la diligencia exigible a alguien, "que implica que el hecho injusto o dañoso resultante motive su responsabilidad civil o penal".

En el ámbito penal en concreto, la culpa es la omisión del cuidado debido al calcular las posibles y previsibles consecuencias de un hecho. Es decir, el autor tiene la culpa de la producción de un daño al ejecutar una acción y no aplicar el debido cuidado para evitar los posibles resultados.

La culpa puede ser consciente e inconsciente y está relacionada con la imprudencia, la negligencia o la impericia.

Entonces, ¿en qué se diferencian el dolo y la culpa?

De las definiciones de ambos términos se extrae que la diferencia entre el dolo y la culpa es la mala fe necesaria en el dolo.

La culpa puede ser consciente o no, pero el daño derivado del delito culposo no se persigue de manera consciente. En otras palabras, la culpa es el resultado de la realización de una acción sin aplicar el deber objetivo de cuidado y sin intencionalidad (por ejemplo, una persona que dispara a otra sin querer), mientras que un delito doloso busca producir el daño de manera voluntaria y consciente (por ejemplo, una persona que dispara a otra a propósito).

Concertar cita
Puede llamarme al 96 344 02 09 o dejarme su nombre y teléfono para que me ponga en contacto con usted.

    Al contactarme acepta que trate sus datos según las Condiciones de Uso y Privacidad. Más informaciónLos datos son recogidos para responder su consulta, siendo la base legal el interés legítimo en atender y responder a los usuarios. No compartiré sus datos con terceros, salvo obligación legal. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según las Condiciones de Uso y Privacidad.

    ¿Dónde encontrarme?
    C/ Conde de Altea 20, 5º, Puerta 12 46005 Valencia, Comunidad Valenciana 96 344 02 09 gersonvidal@icav.es