El delito de publicidad engañosa en el Código Penal

Delito publicidad engañosa

El delito de publicidad engañosa o fraudulenta se produce cuando se hacen atribuciones falsas a un producto o servicio a la hora de publicitarlo, creando el riesgo de producir un perjuicio importante a los consumidores.

Puedo ayudarle

Soy abogado penalista en Valencia. Si necesita abogado con amplia experiencia en Derecho Penal, contacte conmigo e infórmese sin compromiso.

Contacte conmigo

¿En qué consiste el delito de publicidad engañosa?

Este delito está regulado en el artículo 282 del Código Penal, que establece que se comete cuando un fabricante o comerciante, en sus ofertas o publicidad de productos o servicios, hace alegaciones falsas o manifiesta características inciertas sobre los mismos, pudiendo causar un perjuicio grave y manifiesto a los consumidores.

¿Cuál es el bien jurídico protegido en este delito?

Aunque existe cierto debate respecto al bien jurídico que se protege en el delito de publicidad engañosa, también hay cierto consenso respecto a que se trata de los derechos de los consumidores.

Características del delito de publicidad engañosa

Las características de este delito son las siguientes:

  • Se trata de un delito de peligro abstracto, puesto que provoca un riesgo para los consumidores que quizás no sea inminente, pero, en todo caso, la conducta típica es susceptible de producir un resultado lesivo.
  • Es, además, un delito especial, porque no puede cometerlo cualquier persona. El Código Penal exige la condición de que el sujeto activo fabrique o comercie aquel producto o servicio que es objeto del delito.
  • Este delito admite solo su comisión dolosa, es decir, no puede cometerse por imprudencia. Por lo tanto, una posible negligencia en la publicidad de un producto o servicio que provoque algún tipo de perjuicio en algún consumidor se podrá reclamar en vía civil, pero no constituirá un delito de publicidad engañosa, donde se requiere una actuación consciente.
  • Concretamente, se trata de un delito de dolo eventual, porque el autor de los hechos no busca el resultado que puede llegar a causar su acción, pero sabe que este puede llegar a producirse, lo asume y, aun así, comete el delito. El objetivo de la persona es obtener un beneficio económico, no dañar a nadie, pero es conocedor de que puede conseguirlo.

¿Qué pena conlleva el delito de publicidad engañosa?

Este delito acarrea una pena de prisión de 6 meses a 1 año o multa de 12 a 24 meses. 

Como indica el propio artículo 282 del Código Penal, estas penas no obstarán a que se impongan también aquellas que corresponda por aquellos otros delitos que, en su caso, se hubieran cometido.

Serán castigados con la pena de prisión de seis meses a un año o multa de 12 a 24 meses los fabricantes o comerciantes que, en sus ofertas o publicidad de productos o servicios, hagan alegaciones falsas o manifiesten características inciertas sobre los mismos, de modo que puedan causar un perjuicio grave y manifiesto a los consumidores, sin perjuicio de la pena que corresponda aplicar por la comisión de otros delitos

Artículo 282 del Código Penal

Por ejemplo, un delito de publicidad engañosa se puede cometer al mismo tiempo que un delito de fraude alimentario del artículo 363 del Código Penal, porque un fabricante puede crear un producto alimenticio con algún componente peligroso para la salud, y, a su vez, publicitarlo atribuyéndole condiciones que no tiene.

¿Qué se entiende por publicidad?

Para definir qué debemos considerar como publicidad, podemos acogernos a la definición que, a efectos de esta propia norma, da el artículo 2 de la Ley 34/1988, de 11 de noviembre, General de Publicidad: toda forma de comunicación realizada por una persona física o jurídica, pública o privada, en el ejercicio de una actividad comercial, industrial, artesanal o profesional, con el fin de promover de forma directa o indirecta la contratación de bienes muebles o inmuebles, servicios, derechos y obligaciones.

Concertar cita
Puede llamarme al 635 505 226 o dejarme su nombre y teléfono para que me ponga en contacto con usted.

    Al contactarme acepta que trate sus datos según las Condiciones de Uso y Privacidad. Más informaciónLos datos son recogidos para responder su consulta, siendo la base legal el interés legítimo en atender y responder a los usuarios. No compartiré sus datos con terceros, salvo obligación legal. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según las Condiciones de Uso y Privacidad.

    ¿Dónde encontrarme?
    C/ Conde de Altea 20, 5º, Puerta 12 46005 Valencia, Comunidad Valenciana 635 505 226 gersonvidal@icav.es