El delito de deslealtad profesional en el Código Penal

Delito de deslealtad profesional

Nuestra legislación penal, protege, entre otros, el bien jurídico de la adecuada administración de justicia, y dedica a ello un título completo del Código Penal.

Entre las conductas que se entiende que atentan contra el normal funcionamiento de la administración de justicia está la de la deslealtad profesional del abogado o procurador hacia la persona a la que defienden o representan.

En este artículo explico en qué consiste el delito de deslealtad profesional y cómo está contemplado en nuestro ordenamiento jurídico.

Puedo ayudarle

Soy abogado penalista en Valencia. Si necesita abogado con amplia experiencia en Derecho Penal, contacte conmigo e infórmese sin compromiso.

Contacte conmigo

¿En qué consiste el delito de deslealtad profesional?

El delito de deslealtad profesional es aquel que comete un abogado o un procurador cuando, tras asesorar, defender o representar a una persona, sin su consentimiento presta defensa o representa en el mismo asunto a quien tiene intereses contrarios a aquella, o bien cuando perjudica de forma manifiesta los intereses de su cliente, mediando en sus acciones dolo o imprudencia grave.

Está regulado dentro del título XX del Código Penal, dedicado a los delitos contra la Administración de Justicia, concretamente en el capítulo VII, “De la obstrucción a la justicia y la deslealtad profesional”.

El artículo 467 recoge dos tipos penales, uno de ellos en relación al doble asesoramiento realizado de forma desleal y el otro a la práctica negligente o malintencionada en perjuicio del cliente.

1. El abogado o procurador que, habiendo asesorado o tomado la defensa o representación de alguna persona, sin el consentimiento de ésta defienda o represente en el mismo asunto a quien tenga intereses contrarios, será castigado con la pena de multa de seis a doce meses e inhabilitación especial para su profesión de dos a cuatro años.

2. El abogado o procurador que, por acción u omisión, perjudique de forma manifiesta los intereses que le fueren encomendados será castigado con las penas de multa de doce a veinticuatro meses e inhabilitación especial para empleo, cargo público, profesión u oficio de uno a cuatro años.

Si los hechos fueran realizados por imprudencia grave, se impondrán las penas de multa de seis a doce meses e inhabilitación especial para su profesión de seis meses a dos años.

Artículo 467 del Código Penal

Bajo este tipo penal se protege la tutela de la actividad jurisdiccional, dado el título en el que está incluido. Por ello, la doctrina entiende que las conductas perseguidas deben darse en el marco del proceso judicial, impidiendo de alguna manera que surja el proceso o bien perjudicando durante su transcurso los intereses de los clientes.

En ambos casos se trata de un delito especial propio, ya que solo puede ser cometido por las personas que reúnen las características que se mencionan: abogados y procuradores. No obstante, no se incluye en el tipo penal la figura del graduado social, que en la práctica también podría incurrir en la conducta delictiva.

Deslealtad profesional por doble asesoramiento

El artículo 467.1 castiga con pena de multa de 6 a 12 meses e inhabilitación especial para la profesión de 2 a 4 años al abogado o procurador que, habiendo asesorado o tomado la defensa o representación de alguna persona, defienda o represente sin su consentimiento y en el mismo asunto a quien tenga intereses contrarios.

Se trata de un delito de peligro abstracto, donde se castiga la mera conducta sin que sea necesaria la consecución de un resultado perjudicial para el cliente, aunque el mero hecho de sufrir la deslealtad de su defensor o su representante ya implique un perjuicio en sí mismo.

Se entiende que el abogado o el procurador que actúe para una parte y la contraria está haciendo uso de información privilegiada, además de no estar implicándose con la diligencia debida en los intereses de su defendido o representado.

Estamos ante un delito menos grave, en atención a la gravedad de la pena impuesta. Para que se dé el tipo penal, deben darse los siguientes elementos: 

  • Que el autor sea abogado o procurador.
  • Que la conducta esté referida al curso de un proceso.
  • Que se asesore o represente a clientes que mantienen intereses contrapuestos y para el mismo asunto.
  • Que se actúe sin consentimiento del primero de ellos.

Deslealtad por malas prácticas

El artículo 467.2 castiga con pena de multa de 12 a 24 meses e inhabilitación especial para empleo, cargo público, profesión u oficio de 1 a 4 años al abogado o procurador que, por acción u omisión, perjudique de forma manifiesta los intereses de la persona a la que defiende o representa.

Además, se castiga también la misma conducta realizada por imprudencia grave, en cuyo caso se impondrán las penas de multa de 6 a 12 meses e inhabilitación especial para su profesión de 6 meses a 2 años.

En este caso, se trata de un delito de resultado, ya que se exige la causación de un perjuicio, no bastando con la mera actividad. También es un delito menos grave, y no se contempla ningún tipo agravado.

Los elementos que deben concurrir para entender que se realiza la conducta punible son los siguientes:

  • Que el autor sea abogado o procurador: una vez más, se deja fuera del tipo penal a los graduados sociales.
  • Que se cause un perjuicio de manera manifiesta, expresión algo imprecisa y de difícil delimitación.
  • Que se actúe por acción u omisión contra los intereses del cliente, lo que amplía en gran medida la conducta punible, al no ser precisa una acción expresa.
  • Que se actúe con dolo o imprudencia grave.
Concertar cita
Puede llamarme al 960 723 599 o dejarme su nombre y teléfono para que me ponga en contacto con usted.

    Al contactarme acepta que trate sus datos según las Condiciones de Uso y Privacidad. Más informaciónLos datos son recogidos para responder su consulta, siendo la base legal el interés legítimo en atender y responder a los usuarios. No compartiré sus datos con terceros, salvo obligación legal. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según las Condiciones de Uso y Privacidad.

    ¿Dónde encontrarme?
    C/ Conde de Altea 20, 5º, Puerta 12 46005 Valencia, Comunidad Valenciana 960 723 599 gersonvidal@icav.es