El delito de estafa agravada en el Código Penal

Delito de estafa agravada

El delito de estafa consiste en inducir con ánimo de lucro y mediante engaño a otra persona a actuar en su propio perjuicio económico o en el de un tercero.

Si concurren determinadas circunstancias previstas en el Código Penal que hacen que el engaño sea aún más reprobable, se entenderá que estamos ante un delito de estafa agravado.

A continuación analizo cuáles son las circunstancias que convierten un delito de estafa en un delito de estafa agravado, así como las penas que lleva aparejado.

Puedo ayudarle

Soy abogado especialista en delitos de estafa. Si necesita abogado penalista con amplia experiencia en Derecho Penal, contacte conmigo e infórmese sin compromiso.

Contacte conmigo

¿En qué consiste el delito de estafa agravado?

Estamos ante un delito de estafa agravado cuando se cumplen las condiciones del tipo básico del delito de estafa y además la estafa afecta a los bienes o concurriendo las circunstancias del artículo 250 del Código Penal.  

Por tanto, en primer lugar deben cumplirse los requisitos constitutivos del delito de estafa del artículo 248. Esto es:

  • Ánimo de lucro: la conducta punible supone actuar movido por ánimo de lucro. Si no existe, no hay estafa.
  • Engaño bastante: el autor del delito de estafa se vale de hechos falsos o apariencia de realidad para inducir a engaño a su víctima, pero el engaño ha de ser bastante, es decir, debe tener la entidad suficiente para poder inducir a error a una persona de inteligencia media.
  • Perjuicio económico de la víctima: la víctima debe realizar actos de disposición que supongan un perjuicio económico para ella o para otra persona. Si el valor de lo estafado es menor de 400 euros, se trata de un delito leve.
  • Consecuencia directa del engaño: el acto de disposición realizado por la víctima debe ser consecuencia directa del engaño provocado por el autor del delito.

La pena para el delito de estafa en su tipo básico consiste en prisión de 6 meses a 3 años.

Además, el artículo 249 contempla otras situaciones en las que se considera cometido el delito de estafa, principalmente por implicación de determinados medios, como son los programas informáticos o las tarjetas de crédito.

En segundo lugar, debe darse alguna de las circunstancias recogidas en el artículo 250, por las que la pena pasa a ser de prisión de 1 a 6 años y multa de 6 a 12 meses. No se trata de circunstancias agravantes, sino de circunstancias que, de concurrir, dan lugar a tipos agravados de estafa:

Estafa agravada por recaer sobre determinados bienes

Se cumple el tipo de estafa agravada si esta recae sobre bienes de primera necesidad, viviendas u otros bienes de reconocida utilidad social (artículo 250.1.1º), o bien sobre bienes que integren el patrimonio artístico, histórico, cultural o científico (artículo 250.1.3º).

Estafa agravada en atención a la gravedad del perjuicio

También se trata de un delito de estafa agravada si la víctima o su familia sufren como consecuencia de la estafa un perjuicio de especial entidad y quedan en una situación económica apurada y especialmente grave (artículo 250.1.4º).

O bien si el valor de lo defraudado supera los 50.000 euros o afecta a un elevado número de personas (artículo 250.1.5º).

Estafa agravada por abuso de confianza

Existe el tipo agravado de estafa cuando el autor de los hechos comete la estafa abusando de la firma de otro, o sustrayendo, ocultando o inutilizando en todo o en parte, algún proceso, expediente, protocolo o documento público u oficial de cualquier clase (artículo 250.1.2º).

También cuando se comete con abuso de las relaciones personales existentes con la víctima, o cuando el defraudador aprovecha su credibilidad empresarial o profesional para cometer la estafa (artículo 250.1.6º).

Estafa agravada por fraude procesal

Es delito de estafa agravado la estafa procesal, consistente en manipular pruebas en un proceso judicial en las que se pretendan fundar las alegaciones o emplear cualquier otro fraude procesal análogo, como consecuencia del cual se provoque error en el juez o tribunal, y este dicte una resolución que perjudique económicamente a la otra parte o a un tercero (artículo 250.1.7º).

Es preciso, por tanto, que se dicte una sentencia perjudicial para otra persona y que dicha sentencia sea consecuencia del fraude procesal.

Estafa agravada por reincidencia

Si el autor del delito ha sido condenado ejecutoriamente al menos por tres delitos de estafa, siempre que sus antecedentes no hayan sido cancelados o debieran serlo, se entiende que estamos también ante el tipo agravado de estafa (artículo 250.1.8º).

Estafa agravada por concurrencia de varias circunstancias agravantes

Por último, el mismo artículo 250, en su apartado 2, prevé una pena mayor para el caso de que concurran varias de las condiciones citadas, en concreto si la estafa afecta a bienes de primera necesidad, viviendas u otros bienes de reconocida utilidad social y además se da alguna de las siguientes circunstancias:

  • Que la estafa revista especial gravedad, bien por la entidad del perjuicio y la situación en la que deja a la víctima, bien porque el valor de lo defraudado supere los 50.000 o afecte a un elevado número de personas.
  • Que la estafa se cometa con abuso de las relaciones con la víctima o aprovechando la propia credibilidad empresarial o profesional.
  • Que se trate de una estafa procesal.

En este caso, la pena de prisión será de 4 a 8 años, y se impondrá también una multa de 12 a 24 meses. 

Hay una circunstancia que por sí sola supone el agravamiento de la pena en estos términos: que el valor de lo defraudado supere los 250.000 euros. Para este tipo agravado, no se tiene en consideración la naturaleza de los bienes sobre los que recae la estafa.

Concertar cita
Puede llamarme al 960 723 599 o dejarme su nombre y teléfono para que me ponga en contacto con usted.

    Al contactarme acepta que trate sus datos según las Condiciones de Uso y Privacidad. Más informaciónLos datos son recogidos para responder su consulta, siendo la base legal el interés legítimo en atender y responder a los usuarios. No compartiré sus datos con terceros, salvo obligación legal. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según las Condiciones de Uso y Privacidad.

    ¿Dónde encontrarme?
    C/ Conde de Altea 20, 5º, Puerta 12 46005 Valencia, Comunidad Valenciana 960 723 599 gersonvidal@icav.es