El abuso de confianza como agravante

El abuso de confianza como agravante

El abuso de confianza es una agravante genérica (es decir, que se aplica a cualquier delito), establecida en el artículo 22.6ª del Código Penal.

Puedo ayudarle

Soy abogado penalista en Valencia. Si necesita abogado con amplia experiencia en Derecho Penal, contacte conmigo e infórmese sin compromiso.

Contacte conmigo

¿Qué se entiende por abuso de confianza?

La ley no define qué se debe considerar como abuso de confianza, por lo que tenemos que acudir a la jurisprudencia para una mayor precisión.

Así, el Tribunal Supremo ha definido los parámetros de la agravante del abuso de confianza:

La agravante del art. 22.6 C.P. tiene su fundamento nuclear en la preexistencia de una especial relación de confianza entre el autor del delito y la víctima del mismo, de la que aquél se aprovecha faltando a los deberes de lealtad y fidelidad del perjudicado para ejecutar la acción delictiva con más facilidad ante la disminución de la defensa que pudiera desplegar la víctima sobre el bien jurídico objeto del delito. De este modo se adquiere por el agente un plus de culpabilidad.

La confianza de la que se abusa y la lealtad que se quebranta debe estar meridianamente acreditada, pudiendo corresponder a especiales relaciones profesionales, familiares, de amistad, compañerismo y equivalentes, pero ha de ser objeto de interpretación restrictiva, reservándose su apreciación para casos en los que, verificada esa especial relación entre agente y víctima, se aprecie manifiestamente un atropello a la fidelidad con la que se contaba (véase STS de 14 de octubre de 1991), de modo que cuando de relaciones laborales se trate, la agravante se limita a aquéllas que se mueven dentro de una específica situación que implica la confianza de la empresa para manejar caudales, efectos, documentos o cualquier clase de mercancías (STS de 23 de octubre de 1993).

Como señala la STS de 16 de octubre de 2001, no se presume la existencia de esa situación o vínculo especial de confianza en virtud de una relación preexistente entre autor y víctima, sino que debe producirse una firme esperanza entre ambas de una lealtad, fidelidad y tranquilidad, que fortalezca esa relación personal.

Sentencia número 371/2008 del Tribunal Supremo, de 19 de junio de 2008

Entonces, el abuso de confianza como agravante se articula sobre una relación (que puede ser de parentesco, amistad, etc.) de la que se aprovecha el autor del delito para su comisión, en tanto la víctima tiene una confianza especial en él que redunda en perjuicio de su propia defensa.

Estos son los presupuestos o requisitos que tienen quedarse para entender que concurre la agravante de abuso de confianza en un hecho delictivo.

¿Qué ocurre con la pena cuando se da la agravante de abuso de confianza?

Si se comete un delito con la agravante de abuso de confianza, se aplica la pena en su mitad superior.

1. En la aplicación de la pena, tratándose de delitos dolosos, los jueces o tribunales observarán, según haya o no circunstancias atenuantes o agravantes, las siguientes reglas:

[...]

3.ª Cuando concurra sólo una o dos circunstancias agravantes, aplicarán la pena en la mitad superior de la que fije la ley para el delito.

[...]

Artículo 66.1 del Código Penal

Ejemplo: una persona hurta 300 euros a un amigo, aprovechándose de su confianza. Se trataría de un delito leve de hurto, del artículo 234 del Código Penal. La pena contemplada para el delito es de prisión de 6 a 18 meses, por lo que la agravante de abuso de confianza haría que se tuviera que aplicar una pena de 12 a 18 meses de prisión.

¿La relación de confianza tiene que ser necesariamente con la víctima?

Aunque se trata del supuesto más habitual, y es el que ha tratado el Tribunal Supremo en la sentencia 371/2008, no siempre la relación que da lugar a un abuso de confianza tiene que ser entre autor y víctima. 

El propio alto tribunal ha reconocido esta agravante en un caso de un delito continuado de abuso sexual cometido sobre una menor de edad, en el que había una relación de amistad entre la madre de la niña y el autor de los hechos (debemos recordar que actualmente no existe el abuso sexual, sino que los hechos que antes daban lugar a este tipo penal ahora se consideran agresión sexual).

La agravante específica de abuso de confianza

Hay delitos que en su tipificación ya comprenden el abuso de confianza como un elemento objetivo del mismo, por lo que esta forma ya parte del comportamiento considerado antijurídico y no se puede apreciar una agravante genérica de abuso de confianza.

Así, por ejemplo, el artículo 250.1.6º del Código Penal recoge un tipo agravado del delito de estafa para aquellos casos en los que se comete abusando de las relaciones personales que existan entre la víctima y el defraudador. Es decir: este delito ya contempla una pena más grave por este supuesto, y no se puede agravar nuevamente por aplicación del artículo 22.6ª del Código Penal.

Concertar cita
Puede llamarme al 960 723 599 o dejarme su nombre y teléfono para que me ponga en contacto con usted.

    Al contactarme acepta que trate sus datos según las Condiciones de Uso y Privacidad. Más informaciónLos datos son recogidos para responder su consulta, siendo la base legal el interés legítimo en atender y responder a los usuarios. No compartiré sus datos con terceros, salvo obligación legal. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según las Condiciones de Uso y Privacidad.

    ¿Dónde encontrarme?
    C/ Conde de Altea 20, 5º, Puerta 12 46005 Valencia, Comunidad Valenciana 960 723 599 gersonvidal@icav.es